Atlético de Madrid: La mentalidad del campeón también apunta a un punto

Atlético de Madrid: La mentalidad del campeón también apunta a un punto

Yl Atlético Luis Suárez dio la vuelta al marcador con dos goles en la etapa final del choque y se llevó los tres puntos del Getafe. No fue el mejor partido para los colchoneros, pero fueron definitorios, ambiciosos e imperdonables.

Puede que ya tengas los mejores goleadores del planeta, futbolistas que no fallan ante un gol rival, o se suman a delanteros como Griezmann, Correa y Luis Suárez, pero si no llevas los balones a los metros finales, es un casi puntuación imposible. Esto sucedió en la primera parte y solo gracias al fallo de Djen, Atltico pudo llegar a la meta. El Surez, que parece haber abandonado su zona, falló. En la segunda mitad, cambiar el esquema fue todo lo demás.

Carrasco parece estar en mayor peligro si mantiene a toda la banda para él solo que cuando comparte la banda con Lodi. El belga apenas pudo equilibrar los últimos metros, no dio esos pases característicos y el Atlético apenas pudo encontrarlo. En la segunda parte, Simeone cambió de esquema y el gol de Surez salió del pie del belga.

Ya no tiene la velocidad del mejor tiempo, no participa en la presión del equipo y asume que juegan sus compañeros, pero decide los partidos. La verdad es que no ha empezado la temporada en su mejor estado físico y ha planteado muchas dudas al respecto, sino ser goleador hasta que se retire.

Sería bueno que Simeone pudiera definir mejor lo que le pide a Griezmann. El francés claramente no puede lograr el ataque si baja al campo varias veces para entrar en juego y por eso le es muy difícil diferenciarse en los últimos metros. Ante las dudas del francés, el argentino parece estar haciéndole un flaco favor con este tipo de faenas por el momento.

Llorente se ha convertido en jugador de LaLiga la pasada temporada y ha sido pieza clave en el título. Eres libre de llegar al área rival, unirte al ataque desde la segunda línea, buscar patadas desde fuera del área y usar la velocidad de la derecha. Había un jugador de fútbol en el centro del campo que a Simeone no le gustó. Es incomprensible que el argentino no esté aprovechando todo lo que ha mencionado y volverá a utilizar al Madrid en el doble pivote que apenas ha utilizado en los últimos años.

Antes de la pérdida de Koke de México, se convirtió en el motor del Atlético, y si bien no pudo haberle dado el ritmo necesario al juego de su equipo, lo cierto es que sus balones largos son de los pocos que hicieron del Atlético una amenaza en el primera mitad. El azteca fue certero en sus países, pero tenía que tener continuidad para tener más confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *