Vela Juegos Olímpicos: Tmara Echegoyen y Paula Barcel, un punto del podio olímpico

Vela  Juegos Olímpicos: Tmara Echegoyen y Paula Barcel, un punto del podio olímpico

Actualizado

2021.03.03 –
6:08

Ysu talento y el enorme sacrificio de Tmara Echegoyen y Paula Barcel no fueron recompensados ​​en los Juegos Olímpicos de Tokio. Los representantes de los 49er, que estaban en el cuarto lugar en la Competencia de medallas, también terminaron en el cuarto lugar en la clasificación general, solo un punto detrás del bronce. De eso se trata su historia una pareja que empezó a navegar «desde lejos» mientras Echegoyen competía en la Volvo Ocean Race y Berta Betanzos enseñó a Paula Barcelona, ​​su suplente. Un par de historias de quien logró estar entre los mejores de la flota en un tiempo récord. De hecho, son los campeones mundiales reinantes. Su historia trata sobre las historias de dos «grosellas» que merecían más. Por segunda vez consecutiva, Echegoyen permanece en la puerta del podio en un juego. Brasil ganó la medalla de oro, Alemania la plata, Holanda el bronce con 88 puntos, uno menos que los españoles.

La pareja española Partí desde la cuarta posición en la Medal Race (una regata en la que solo compitieron los 10 primeros y terminó este doblete), cuatro puntos en bronce y siete en plata y oro. Su estrategia era clara: tenían que salir a ganar, a hacer su regata sin mirar demasiado a los demás, aunque sobre todo tenían que controlar a los alemanes y los brasileños, sus rivales directos. Ambos barcos estaban en la parte delantera. De hecho, fue el segundo campeón olímpico.

La vela pertenece a Echegoyen, pero no pudo recogerla en Tokio. Campeón olímpico en Londres 2012 en la clase Elliot 6M con Sofa Toro y ngel Pumariega, Se paró en la puerta de su segunda moneda de Río de la manera más dolorosa, comenzando primero en la carrera de medallas y regresando de allí con un cuarto lugar, la famosa medalla de chocolate.. Un mal comienzo los colocó en el séptimo lugar de la medalla, lo que los llevó a un doloroso cuarto lugar en la general. «Tengo a Ro en mi cabeza, pero también a Londres», reconoció al patrón del 49er antes de salir al hipódromo.

Este pequeño pico se atascó y decidió probar el 49er nuevamente, aunque antes parado en la Volvo Ocean Race a bordo del MAPFRE español 2017-2018. Fue la primera mujer española de la historia en viajar por el mundo con escamas y averiguar dónde están sus fronteras. O mejor dicho, suba el listón aún más. Fue un viaje interior en el que se conoció mejor a sí mismo y del que sacó el bono de la resiliencia, aunque eso fue más que suficiente.

Solía ​​inventarse a sí mismo una y otra vez, El protegido gallego se quedó sin un compañero del 49er mientras luchaba por todo el mundo. Betanzos decidió retirarse pero no dejó a su gran amigo, él fue uno de los encargados de buscar un diputado. Comenzó con lo que Paula Barcel, la risa elegida, llama “Got Talent”.

Echegoyen recorrió medio mundo para probar a Paula. Viajé de Nueva Zelanda a Santander, aprovechando unos días de descanso entre tramos. Intentó navegar con dos potenciales tripulantes en la capital cántabra y finalmente eligió Barcelona.

El mallorquín de 24 años y luego de 21 ya era una de las grandes promesas de la vela española. Se asoció con Silvia Mas en 470 y fue campeón mundial junior y segundo europeo junior, pero después de que no pudieron clasificar para Ro Games, Barcel decidió parar la vela para centrarse en la medicina. “Era el momento de dar un pequeño empujón”, admite. “Y no podía perder la oportunidad porque Tmara era uno de mis referentes”, confiesa un miembro de la tripulación del 49er que, basándose en las tradiciones familiares, empezó a navegar a los 9 años en el Club El Arenal de Palma de Mallorca. Sus padres eran marineros y su madre permaneció a las puertas de una obra de teatro en el 470. Ahora están viviendo un sueño a través de su hija que no pueden realizar.

Campaña a cuadros

Como no tenían nada que perder, se embarcaron en un expreso de preparación olímpica. “Mientras nuestros rivales descansaban, tuvimos que continuar nuestras horas en el agua”, explicó Echegoyen. En 2019, tuvieron que retirarse al cuarto lugar en Weymouth, Reino Unido, con un fuerte golpe en la cara de Echegoyen. Ese mismo año, el Barcelona sufrió una fractura del quinto metatarsiano en el entrenamiento de Nueva Zelanda, donde se preparaba para las eliminatorias del Mundial de Tokio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *