Escalada Juegos Olímpicos: Alberto Gins: «No confiaba en mí mismo y no podía celebrar el oro, no quería hacer el ridículo»

Escalada  Juegos Olímpicos: Alberto Gins: "No confiaba en mí mismo y no podía celebrar el oro, no quería hacer el ridículo"

Actualizado

20.05.05.05 –
16:29

YEra imposible borrar la sonrisa de su rostro juvenil. Como un niño abriendo regalos el día de Navidad Alberto Gins Lo miré una y otra vez esfera dorada colgando de su cuello. «¡Qué difícil!» aseguró, todavía incrédulo por lo que había sucedido en el muro de escalada en Tokio.

«Todavía no puedo creerlo del todo, pero estoy muy contento con mi carrera. Hice todo lo que tenía que hacer». Pese a la alegría, el cacereo aún exigía más. «Hay cosas que podría haber hecho mejor, pero estoy muy feliz. «

Alberto Gins toca el cielo con oro legendario en el estreno de Escalada

Gins miró a su alrededor. Su objetivo era su entrenador, David Maci, a quien todavía no podía abrazar. Para él, este fue el primer recuerdo: «Espero que me permitan saludarlo correctamente. También de mi familia».

El escalador español, primer campeón olímpico de este deporte, supo entender la prueba, y esa fue la clave de la victoria: «Manejé bien mi cabeza, lo que no pude hacer el año pasado. En todas las carreras que pude ganar, terminé rodando, y hoy creo que fui mejor en eso. «

En cuanto a los nervios de tener que esperar el final de la ascensión de Schubert, Gins aún no lo tenía todo cuando acabó el austriaco: «Miré la pantalla chica y esperé a que bajara a alguna posición, de lo contrario pasaría algo. Miré a David, que tampoco reaccionó y no sabía si celebrar o no. Como no quería hacer el ridículo, y solo cuando vi que la pantalla ya no se movía, creí que había ganado. «

Alberto ganó el oro … ¡gracias a las matemáticas!

El sistema de puntuación en la escala es complejo … pero muy emocionante. Si, en lugar de multiplicar los puntos obtenidos por cada puesto, se sumaban como navegando, el oro pasaba a ser el del escalador japonés (que en realidad se quedó sin medalla).

Alberto Gins habría empatado la plata por un empate a cinco y el diputado austríaco habría cambiado su bronce … ¡por el último puesto!

Tomoa Narasaki (JAP): 2 + 3 + 6 = 11

Alberto Gins (ESP) 1 + 7 + 4 = 12

Nathaniel Coleman (Estados Unidos) 6 + 1 + 5 = 12

——

Mickael Mawem (FRA) 3 + 2 + 7 = 12

Adam Ondra (CHE) 4 + 6 + 2 = 12

Colin Duffy (Estados Unidos) 5 + 4 + 3 = 12

Jakob Schubert (AUT) 7 + 5 + 1 = 13

En tan solo unas horas, Alberto, un atleta anónimo, se convirtió en tendencia en España, vibrando después de cada presa que alcanzaba el cacereo, sin conocer la avalancha de mensajes que lo esperaban: «No sé, pienso cuando recojo mi celular, explota. Estoy muy feliz. «.

En cuanto a la celebración, Gins solo tenía un objetivo: «Sáltate la dieta y llama a mi familia y amigos». En cuanto a la banda sonora de este oro, no puede ser otra que Extremoduro: «Pondra ‘La vereda de la puerta de atrs». Que no es de ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *