El Hormiguero: Omar Montes curó las picaduras en la era de la ambulancia: «No creo que pensara que lo iba a envenenar».

El Hormiguero: Omar Montes curó las picaduras en la era de la ambulancia: "No creo que pensara que lo iba a envenenar".

Yfue multifacético Omar montes asistió este jueves «A Hormiguero» para charlar Pablo Motos de su CV «Mi vida de mártir», que se estrenará el próximo miércoles 6 de octubre. Este es el primer libro del cantante sobre su infancia en el barrio madrileño de Pan Bendito, los humildes comienzos de su carrera musical y su visión del éxito.

A Pablo Motos le sorprendió que Omar Montes no publicara sus memorias hasta los 33 años. «¿Sabes qué está pasando? Que vengo de una mala época. Un año es un año de perro, es como un perro de siete años. Ahora, cachorro, tendrá unos 70 años. Entonces, escribe dos libros». bromeó. el Pan Feliz. Anfitrión del programa de entretenimiento Antena 3 lo invitó a escribir la segunda parte de sus recuerdos. “Verás la segunda parte en televisión, en la serie que estoy haciendo con Amazon Prime”, agregó la ex pgil, quien también anunció que actuará en el concierto de Ana Mena y Yotuel el 12 de octubre en Wizink de Madrid. a a un encuentro al que invitó al público que protagonizó el rodaje de El Hormiguero.

Testimonio de Omar Montes sobre su padre y el kebab

El ex campeón español de boxeo Wlter cuenta en su obra “Mi vida como mártir” que su padre, nacido en Irak, trajo kebabs a España. “La verdad es que no me gusta enfrentarme a esto, pero la verdad es que mi papá introdujo los kebabs en este país”, dijo Omar Montes, a quien Pablo Motos le pidió que explicara cómo hacer kebabs. «Todo es ilusión, fantasía … Si te dijera en qué consistía, hasta podrían meterte en la cárcel. Solo cuatro personas en este país saben lo que es una fórmula de kebab», continuó. Pese a la insistencia de Pablo Motos, el madrideriano reiteró que no lo traicionaría porque “terminamos en la cárcel”. «Y uno no quiere saber de qué está hecha una salsa blanca. Nunca quiere saberlo», agregó.

Los últimos siete invitados de El Hormiguero recordaron que nunca habían bebido alcohol ni consumido drogas. “Di no a las drogas y ve por mis besos”, recalcó Omar Montes cuando Pablo Motos le preguntó si un kebab sabía igual cuando alguien estaba sobrio y borracho. “Tengo que patentar este lema porque me lo van a robar y con él harán oro”, señaló. Cuando se le preguntó por qué no lo había patentado todavía, dejó en claro que no le gustaba levantarse temprano. «Si no lo patenté hoy fue porque no me levanté temprano porque tenía que irme a las ocho de la mañana. Es horrible levantarse pronto», explicó la ex pareja de Isa Pantoja. «Me levanté temprano para ir a la escuela y estoy cansado. Me levanto ahora a las doce o una vez», continuó.

En su libro, “Mi vida como mártir”, también relata que su familia era muy modesta, pero siempre había una langosta en su casa para cenar. “Mi abuelo trabajaba en Mercamadrid. No había mucho en mi casa, tal vez podrías encontrar dos paquetes de arroz, pero mi abuelo, cuando trabajaba en Mercamadrid, siempre tomaba un poco, siempre metía la mano en él y pescaba bogavante, unas gambas … No era el mismo yogur, pero abres la nevera y había muchos camarones, gambas … No había yogur, pero hasta se vendían mariscos ”, dijo Omar Montes.

La reflexión de Omar Montes sobre el acoso

El actual escritor también recordó que había sido abusado en la escuela, de ahí la palabra mártir en el título de su autobiografía. “Se les llamaba gordo, moro y orejn”, apuntó Pablo Motos. “Los niños de las ciudades, especialmente antes, eran muy crueles”, dijo Omar Montes, cuyo conductor de “El Hormiguero” me mostró una foto de la sala de su casa llena de zapatos deportivos. «Tengo que irme a casa a dormir con los zapatos», bromeó. «Soy un fanático de los zapatos, y como me dan zapatos todos los días y no puedo decir que no a los buenos zapatos, entonces tengo una habitación. Tengo que salir de casa», dijo.

Volviendo al acoso que había sufrido de niño, Omar Montes contó en qué consistía. «Tuve que traer dos bocadillos, y a veces tres, porque se llamaba David Mendiola, que era más fuerte que yo y me pidió un bocadillo. Y si hacía trampa, me pegaba fuera de recoger. traer su merienda y la mía «, señaló.» Eso fue lo inteligente «, agregó Madrileo,» ahora que se tiene toda la información sobre el «bullying» y la conciencia de los jóvenes, las cosas están mucho mejor. Sin embargo, en el pasado, los niños, especialmente en las aldeas, han sido muy crueles. Alimentado limpiamente «manifestó.

La anécdota más feliz del salvavidas de Omar Montes

Omar Montes también dice en su libro que fue un salvavidas. Un miembro de Happy Bread contó cómo curó a un hombre que tenía una tensión de avispa en la pierna y estaba muy hinchado. «Le dije: ‘Está bien, te quitaré esto en dos minutos’, porque recordé que mi abuelo me dijo que cuando estaba en el servicio militar, se quitó la infección haciendo estragos en las heridas», dijo. «No creo que él pensara que me iba a enojar con él, pero no dudó en acompañarme a la habitación donde tenía que comerme mi sándwich. No lo niego cuando saqué el coro, Hubo unos segundos de tensión entre él y yo, el ex boxeador que recordaba haber orinado. «Una de esas ocasiones fue para atrapar el impulso y obtener boquillas dobles. Y, por supuesto, me puse un poco en su pecho y el hombre tuvo que ducharse», señaló. “Pero como resultado, se desarrolló una amistad y hoy es mi colega”, agregó.

Los primeros pasos en el mundo de la música los dio a los 13 años cuando encontró una computadora en la calle junto a un contenedor de basura con la que comenzó a hacer música para bodas gitanas. «Vendimos las primeras canciones por 50 euros y como nos hicimos más conocidos, subimos de precio. Si vemos que tenemos que hacer tres o cuatro canciones a la semana, las pondremos por 100 euros en lugar de 50», dijo Omar. dijo Montes, quien admitió que «las canciones no disparaban cohetes, eran divertidas y querían bailar en las bodas, lo que querían prescindir». “Estaban contentos con el producto, con el dinero, y todos estaban contentos”, repitió.

Omar Montes habla de Nochevieja en casa de Isabel Pantoja

Pablo Motos pidió al invitado la Nochevieja, que pasó en casa de Isabel Pantoja, la madre adoptiva de su expareja, con quien coincidió y se hizo muy buena amiga en los supervivientes de 2019. Sus abuelos también asistieron a la cena y su abuelo pasó un divertido momento con el tonadiller. “Mire, mi abuelo jugaba al Twister con su Panto, ponía una mano, el pie en la otra… Se cayó encima, casi lo rompe, casi lo carga… Fue un error”, dijo Omar Montes. quien conoció a un tiburón en el reality show Mediaset. “Hubo un segundo en el que me miró y automáticamente recordó las enseñanzas de mi colega Jess Calleja y los dos libros que me leyó antes de irse, así que los miré un poco porque no soy un gran lector. y aprendí a manejar un tiburón y me intimidé ”, le aseguró.

Omar Montes habla de su amistad con Jeff Bezos

Omar Montes, quien reveló que cuando estaba nervioso por calmarse, se ponía toba en los testículos o se rascaba la nariz, también habló de su relación con Jeff Bezos. «Podríamos decir que somos colegas. Amigo … A ver, yo tampoco he comido nunca con él. Me contactó directamente en Instagram y me habló en inglés, así que no fue un problema porque yo sé inglés. » lenguaje ”, confirmó el polifacético artista, quien pidió a Pablo Motos que lo probara con el lenguaje de William Shakespeare. De hecho, la persona de Requena le preguntó si iba al espacio con el fundador de Amazon, y Pan Bendito respondió en inglés: “Sí, voy con mi amigo Jeff Bezos. «

Finalmente, le preguntaron a Omar Montes sobre el cuchillo que le había robado a Carmen Lomana. «Mamá que me dio el cuchillo. Se sabe que viene de los fenicios, el cuchillo es de la Segunda Guerra Mundial, y a ella le encantó mucho. Y lo compré para una broma, una broma, y ​​casi lo condeno». explicó al final de la entrevista.

Juan del Val, contra el secreto de la famosa belleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *